Rosario, 12 de agosto de 2021.-

Lejos de la gente

Ante las noticias publicadas por diferentes medios de comunicación sobre una presentación en la Justicia acerca de un recurso de amparo que cuestiona la Ordenanza Alcohol Cero recientemente aprobada en la ciudad de Rosario, Santa Fe, desde Asociación Civil Compromiso Vial compartimos más que opiniones, una serie de interrogantes.

Preguntas que no sólo tienen como objeto lograr comprender cuáles son las motivaciones que la Justicia puede llegar a tener con respecto a una temática tan puntual, sensible y fundante de las políticas públicas que los Estados están llevando adelante como medida y estrategia para disminuir y erradicar la siniestralidad y violencia vial.

Nos preguntamos acerca del funcionamiento, la dinámica y el ejercicio de convivencia, vinculación y puntualmente los diálogos que a priori, resultan imprescindibles a la hora de administrar, gerenciar y disponer las acciones que hacen al bienestar de la comunidad y sus bienes.

Entonces:

¿Cómo comprender que un juez ponga en duda, cuestione el proceder democrático de las otras partes, es decir de los dos poderes con representatividad de la población por su voto democrático de este cuerpo de gobierno, cuando se ha demostrado en innumerables oportunidades, todas públicas, el procedimiento, las diferentes instancias por las cuáles esos debates se dieron a lugar y se arribaron consensuadamente a una resolución amparada y gestada por la participación pública, civil y de las organizaciones referentes sobre esta temática en particular?

¿Cómo es que para la Justicia 15 años de debates públicos, con diferentes actores sociales, públicos, privados no son suficientes, no alcanza, resultan escasos y merece una nueva instancia de consulta pública con “expertos” que, a las claras acreditarían mayor solvencia que todo lo expuesto hasta el momento en estos ámbitos?

¿Cómo es que la Justicia convoca a un referéndum a partir de una solicitud de un privado que amparado en una dudosa y poco clara estrategia jurídica pone en duda lo recorrido y construido colectivamente?

¿Acaso los artilugios técnicos contenidos en el sistema judicial tienen más valía que el consenso logrado de manera colectiva, intersectorial y plural?

Otras preguntas que nos hacemos las integrantes de esta asociación ante este claro mensaje de la justica es: ¿quién gobierna y determina nuestra forma de vivir, condiciona nuestro presente y futuro?, ¿puede el interés de unos pocos avasallar lo que es derecho de una comunidad que ya se ha expresado en incontables veces, dando prueba de ello con solvencia cada vez que se la ha preguntado?, ¿cuánto le costará a la comunidad este retroceso y puesta en discusión púbica hacia un tema que ya está saldado y resuelto de manera formidable y superadora, habiéndose posicionado nuestra ciudad como una de las pioneras en el país en llevar a cabo esta política pública?

Estas son algunas dudas e incertidumbres que esperamos que las actoras y los actores fundamentales de este debate se declamen protagonistas y den una respuesta a la altura de la situación.

Por memoria, por presente y por un futuro sin violencia vial, esperamos nuevamente que se piense en el pueblo y no en los intereses de algunos pocos.

Compromiso Vial

Descargar el comunicado aquí